martes, 15 de diciembre de 2009

ASCENSOR ARTILLERIA

Este ascensor fue el tercero en construirse en nuestra ciudad. Este vehículo que en un principio era muy rudimentario, mostraba un notorio desnivel en su via al llegar a la estación alta. Para la gente de la época ésto no revestía gran problema.

El vehículo fue inaugurado el 29 de diciembre de 1892. Otros datos apuntan a que inició sus servicios al año siguiente, específicamente el 22 de enero de 1893. Esta fecha posiblemente se a que el ascensor estuvo detenido por algunos dias por falta de agua para poder hacer funcionar la maquinaria.

Como prueba de ello el Diario La Unión del 2 de enero de 1893 decia: "a tres días de haberse inaugurado el nuevo ascensor está de para por problemas de agua". Con este antecedente podemos ratificar la puesta en marcha original del vehículo.

La imagen anterior correponde al ascensor original que se instaló en el Cerro de la Artillería.

Posteriormente y al ver el éxito que tuvo el ascensor, don Ernesto Onfray que había diseñado éste, presentó un proyecto para construir otro de estos aparatos para complementarlo y absorver la sobre demanda de pasajaros. el vehículo estaba proyectado tenia su estación baja en Calle Carampangue a unos 80 metros de la Plaza Wheelwrighy (aduana) y la estación alta en Avenida Playa Ancha. El proyecto que había sido presentado en 1902, fue desestimado optándose por otra opción. Esta consistió en construir otra línea al lado del que ya existía. Es asi como el 14 de febrero de 1908, se inaugura la segunda línea que es la que conocemos hoy en día y que erróneamente se le da como año de puesta en servicio 1893.

La fotografía siguiente nos muestra el momento en que conviven el ascensor antiguo al que llamaban el "ascensor chico" con el, para entonces "moderno" ascensor grande.


Como la demanda de usuarios aumentaba dada la estratégica ubicación del funicular. La Compañía de Ascensores Mecánicos presentó el proyecto de ampliación de este vehículo. Este proyecto consistía en hacer cambios en el ascensor antiguo y que estipulaban regularizar el desnivel del trayecto y cambiar los carros existentes por unos más grandes que fueran más homogéneos al ascensor nuevo. El proyecto tuvo sus problemas por años lo que además motivó a que el "ascensor chico" estuviera detenido por mucho tiempo. Ya pasado algunos años el proyecto pudo cumplirse totalmente siendo inaugurado el 31 de octubre de 1914. Con esto definitivamente, éste funicular se convertía en el único en Valparaíso en poseer cuatro pares de rieles y dos salas de máquinas independientes.

En esta panorámica de los años treinta podemos advertir desde lo alto, las dos líneas. La que fue inaugurada en 1892 y reinaugurada en 1914, dejó de prestar servicios hacia 1968 ya que el público que lo utilizaba había decaído en su cantidad. Esto además se debía a que la entonces Escuela Naval, se había trasladado a una nueva sede ubicada en Playa Ancha.

Con el correr del tiempo, el ascensor quedó a los rigores del tiempo y los vándalos que fueron diezmando su estructura robándoles partes y piezas.

En la actualidad solo quedan algunos vestigios como parte de la sala de máquinas y las bases de los carros que fueron puestan en un improvisado museo "in situ".



Actualmente el ascensor presta sus servicios en forma normal y dada su estratégica ubicación en relación a otros medios de transportes y su formidable vista de la ciudad, hace que sea un punto ideal de reunión de turistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada